Mastopexia Elevación Mama

Es la intervención quirúrgica que corrige y eleva las mamas con una caída exagerada, como consecuencia por regla general de los embarazos y lactancia. También por el peso de los años y una mala calidad de la piel.

Cuando además hay pérdida de volumen, se puede utilizar en la misma intervención una prótesis de gel de silicona. Conseguiremos más firmeza a la mama y elevarla al sitio adecuado, presentando una forma más juvenil.

La intervención se realiza en hospital, bajo anestesia general, dura de dos a tres horas y requiere una noche de hospitalización.

Las cicatrices, dependiendo del tipo de piel, serán en mayor o menor medida visibles y se realizan alrededor de la areola, vertical en la mama y en ocasiones, no siempre, horizontal en el surco submamario en función del tipo de mama. Con el paso del tiempo (más de un año), se van haciendo mucho menos visibles, sin llegar a desaparecer del todo.

El postoperatorio no es muy doloroso por regla general. Conviene no realizar esfuerzos durante dos o tres semanas para evitar problemas de cicatrización de heridas. Durante cuatro o cinco días se lleva un vendaje que posteriormente se cambia por un sujetador especial.

Si no existen complicaciones, se puede hacer vida normal a las dos o tres semanas. Los puntos se retiran a las dos semanas.